Endoscopía Digestiva

 

La Endoscopía Digestiva es un procedimiento con gran utilidad diagnóstica y terapéutica. Consiste en la observación de la mucosa del esófago, estomago y duodeno, a través de un equipo de fibra óptica flexible. En la mayoría de las ocasiones la información que aporta es suficiente para establecer el diagnóstico definitivo, sin requerir de estudios diagnósticos complementarios.

Está indicada en múltiples patologías del aparato digestivo, tanto en niños como en adultos, las más frecuentes son Gastritis, Úlcera Gástrica, Úlcera Duodenal, Reflujo Gastro – Esofágico, Ingestión de Cáusticos, Ingestión de Cuerpo Extraño, Hernia Hiatal, Sangrado del Tubo Digestivo, Pacientes con Disfagia o Vómitos persistentes sin etiología, Dolor Abdominal crónico recurrente con sospecha de etiología orgánica, antecedentes personales y familiares de Pólipos, falla para crecer con sospecha de etología digestiva, Infección por Helicobacter pylori, Tumoraciones y muchas más.

En todos los pacientes el procedimiento lo realizamos bajo sedación, con el fin, de evitar las molestias propias de él. El estudio es grabado en un disco compacto, que se le entregara al paciente junto con el informe escrito de la Endoscopía Digestiva.

También se realiza la toma de Biopsia de zonas sospechosas (el resultado se entrega en ocho días) y para el diagnóstico del Helicobacter pylori (que se entrega en una hora).
Con la seguridad que su paciente recibirá una atención inmejorable nos reiteramos a sus amables órdenes.

Estudios con previa cita mínimo de un día.